Legislación Nacional

Decreto Nº 249/2003

SECRETARÍA DE INTELIGENCIA

Establécese el relevamiento de la obligación de guardar secreto, al solo efecto de dar testimonio en determinada causa, a ex funcionarios.

Bs.As., 24/6/2003

VISTO el requerimiento formulado por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11 en la Causa Nº 9789/00 caratulada “N.N. s/DELITO DE ACCION PUBLICA”, y lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley de Inteligencia Nacional Nº 25.520, y

CONSIDERANDO:

Que el Tribunal mencionado en el VISTO requirió, en la causa judicial indicada, mediante oficio de fecha 23 de mayo de 2003, el relevamiento de la obligación de guardar secreto respecto del ex Secretario de Inteligencia de Estado D. Hugo Alfredo Anzorreguy y de otros ex funcionarios de la Institución, quienes cumplieron funciones en los años 1996 y 1997, en relación a dar testimonio de las disposiciones de fondos (por mecanismos bancarios o en efectivo) que impliquen sumas mayores o iguales a cincuenta mil pesos y/o dólares estadounidenses, y que fueran utilizados por la ex Secretaría de Inteligencia de Estado en operaciones llevadas a cabo por el personal del sector “Sala Patria y/o Contrainteligencia —Sector 85—”, en el transcurso de esos años.

Que el artículo 16 de la Ley Nº 25.520 establece que “Las actividades de inteligencia, el personal afectado a las mismas, la documentación y los bancos de datos de los organismos de inteligencia llevarán la clasificación de seguridad que corresponda en interés de la seguridad interior, la defensa nacional y las relaciones exteriores de la Nación. El acceso a dicha información será autorizado en cada caso por el Presidente de la Nación o el funcionario en quien se delegue expresamente tal facultad, con las excepciones previstas en la presente ley”.

Que la facultad aludida ha sido delegada al SECRETARIO DE INTELIGENCIA de la PRESIDENCIA DE LA NACION, de conformidad con lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 11 del Anexo I del Decreto Nº 950 del 5 de junio de 2002.

Que los ex funcionarios alcanzados por la requisitoria se encuentran obligados a guardar secreto aún después de cesar en sus funciones.

Que sin perjuicio de lo anterior, teniendo en consideración que en la especie se solicita el relevamiento de la obligación de guardar secreto del ex Secretario de Inteligencia de Estado Dr. Hugo Alfredo Anzorreguy, corresponde que el Poder Ejecutivo Nacional tome intervención, en atención al rango que ostentara el nombrado, su dependencia directa con el Poder Ejecutivo Nacional y los precedentes constituidos por los Decretos Nros. 490/02 y 41/03.

Que en relación con los restantes ex funcionarios mencionados en el requerimiento judicial, corresponde instruir al señor Secretario de Inteligencia de la Presidencia de la Nación para que proceda conforme los términos del presente.

Que, en consecuencia, se considera conveniente y necesario acceder a lo solicitado por el señor juez interviniente, permitiéndoles así prestar declaración testimonial sin el deber de reserva que establece la normativa vigente, del que expresamente quedarán liberados a partir del dictado de la presente.

Que las declaraciones testimoniales deberán ceñirse al marco fáctico que el juzgado ha hecho saber en su requerimiento.

Que sin perjuicio de lo anterior, teniendo en cuenta las restricciones que surgen de la normativa aplicable a la Secretaría de Inteligencia, corresponde establecer que la dispensa no comprenderá la autorización para que los deponentes se pronuncien sobre: a) datos relativos a las actividades de inteligencia; b) la identidad del personal de la Secretaría de Inteligencia; c) la ubicación o cualquier detalle de sus dependencias o instalaciones; d) documentación que no sea aquella vinculada a los hechos por los que se encuentran autorizados para deponer; y, e) cualquier otra circunstancia relacionada con las cuestiones señaladas en los acápites precedentes, y/o que pudiera vulnerar las previsiones del artículo 16 y concordantes de la Ley Nº 25.520 y su reglamentación aprobada por Decreto Nº 950/02.

Que se accede a la solicitud de relevamiento del secreto, en forma excepcional en atención a lo precedentemente expuesto.

Que se torna imprescindible a la luz de lo normado por la Ley Nº 25.520 (artículos 16, 17 y c.c.), supeditar el relevamiento de la obligación de guardar secreto de los ex agentes mencionados, a que el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11 disponga las medidas necesarias en orden a las declaraciones que los mismos habrán de prestar en los autos de referencia, de modo que tales actos procesales no trasciendan a terceras personas más allá de los miembros de dicha judicatura y/o de las partes en el proceso.

Que resulta necesario comunicar a los ex funcionados de la ex Secretaría de Inteligencia de Estado mencionados lo que aquí se dispone.

Que ha tomado la intervención que le compete el Servicio Jurídico Permanente de la Secretaría de Inteligencia de la Presidencia de la Nación.

Que la presente medida se dicta en uso de las facultades conferidas por el artículo 16 de la Ley Nº 25.520.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA DECRETA:

Artículo 1º — Relévase al ex titular de la ex SECRETARIA DE INTELIGENCIA DE ESTADO de la PRESIDENCIA DE LA NACION, don Hugo Alfredo ANZORREGUY (M.I.Nº 4.273.429), de la obligación de guardar secreto, al solo efecto de que declare como testigo en la CAUSA Nº 9789/00, en trámite por ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, exclusivamente acerca de lo expresado en el primer párrafo de los Considerandos del presente.

ARTICULO 2º — Instrúyese al Secretario de Inteligencia de la PRESIDENCIA DE LA NACION a relevar de la obligación de guardar secreto a los ex funcionarios del Organismo a su cargo mencionados en la solicitud judicial del 23 de mayo de 2003, librada en la Causa mencionada, a efectos de que comparezcan en carácter de testigos en las condiciones descriptas en el artículo anterior.

ARTICULO 3º — Dispónese que el relevamiento del artículo 1º del presente y la instrucción del artículo anterior, no comprenden la dispensa para que los deponentes se pronuncien sobre:

a) datos relativos a las actividades de inteligencia;

b) la identidad del personal de la Secretaría de Inteligencia;

c) la ubicación o cualquier detalle de sus dependencias o instalaciones;

d) documentación que no sea aquella vinculada a los hechos por los que se encuentran autorizados para deponer; y,

e) cualquier otra circunstancia relacionada con las cuestiones señaladas en los acápites precedentes, y/o que pudiera vulnerar las previsiones del artículo 16 y concordantes de la Ley Nº 25.520 y su reglamentación aprobada por Decreto Nº 950/02.

ARTICULO 4º — El Secretario de Inteligencia de la PRESIDENCIA DE LA NACION notificará, en forma fehaciente, con copia del presente Decreto, a cada uno de los ex funcionarios mencionados en la requisitoria aludida en el presente.

ARTICULO 5º — Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.— KIRCHNER. — Aníbal D. Fernández.

Nuestos Cursos y Talleres: