Resulta innecesario cumplir con el plazo de 30 días establecido por el art. 11 de la ley 24.013 cuando el empleador guardó silencio absoluto ante el reclamo de la actora

La parte actora objetó que la Sra. Jueza de grado haya desestimado los agravamientos solicitados con fundamento en lo establecido en los arts. 78 y 15 de la ley 24.013, así como las horas extras y las diferencias salariales. Además, cuestionó la remuneración devengada.

En cuando a la primera de dichas cuestiones, la sentenciante consideró “que no se verificaban en el presente caso los presupuestos de aplicación de las sanciones previstas en los arts. 8 y 15 de la ley 24013 porque no habría transcurrido el plazo de 30 (treinta) días desde la intimación registral”.

Fallo completo: aquí