Acoso Laboral. Mobbing. Daño psíquico. Perspectiva de Género.

De las mismas constancias de la causa tenidas en cuenta en la sentencia, resulta arbitrario considerar que no se acreditaron las condiciones dañosas de las tareas desarrolladas por la actora. El cambio de las funciones de la actora desde el Departamento de Higiene y Seguridad a la línea de producción. Los testimonios que son coincidentes de las condiciones en que se desarrollaban las tareas, lo que describen como un clima hostil, difícil, en el que se requiere estar muy bien anímicamente para poder soportarlo. Si bien es cierto que la prueba del acoso resulta a cargo de quien alega padecerlo, de las constancias de la causa que reseñé, entiendo que existen indicios graves, serios y concordantes respecto de la existencia de un acoso sufrido por la actora.

Aplicar la perspectiva de género en cada decisión judicial debe convertirse en una práctica habitual y exigible. Hacer visibles las desigualdades naturalizadas socialmente constituye una forma de propender a la igualdad requerida por nuestro ordenamiento jurídico. Poner el foco en dichas desigualdades contribuye a conocer y modificar las circunstancias concretas que afectan a las mujeres en su vida cotidiana y permite la efectividad de un paradigma normativo ambicioso, que podría quedar en letra muerta si dejáramos pasar esas realidades. En definitiva, el Poder Judicial en su conjunto tiene la obligación de no perpetuar estereotipos discriminatorios en sus sentencias, pero además tiene la oportunidad histórica de ser un agente de cambio.

Fallo completo: aquí

K. I. A. EN J° 12345 K. I. A. c/ La Caja ART S.A. s/ enfermedad profesional (12345) p/ recurso extraordinario provincial
SENTENCIA
10 de Noviembre de 2020
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA. MENDOZA, MENDOZA
Sala 02
Magistrados: JOSÉ VIRGILIO VALERIO – OMAR ALEJANDRO PALERMO – MARIO DANIEL ADARO.

Nuestos Cursos y Talleres: